Loading...

España será el primer país del mundo en certificar hoteles libres de ruido

RUIDO HOTELES

España será el primer país del mundo en certificar hoteles libres de ruido

  • El Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) y el Grupo Audiotec Centro Tecnológico de Acústica han firmado el acuerdo para la implantación de la Certificación de Calidad Acústica (AQH)
Rafael González. Madrid (EFEverde).- España será el primer país del mundo que otorgue un distintivo a aquellos establecimientos hoteleros que cumplan con la calidad y el confort acústico en sus instalaciones, lo que "repercutirá en un beneficio económico directo".
Así lo ha declarado a Efeverde la directora general del Centro Tecnológico de Acústica AudiotecAna Espinel, quien ha explicado que “la demanda por estos espacios libres de ruido queda manifiesta por la gran cantidad de quejas que reciben los hoteles”, pues el cliente de calidad “busca una comodidad e intimidad exenta de sonidos”.
El Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) y el Grupo Audiotec Centro Tecnológico de Acústica han firmado hoy el acuerdo de colaboración que permitirá la implantación de esta Certificación de Calidad Acústica (AQH por sus siglas en ingles).
La distinción, que podrá solicitar cualquier establecimiento que ofrezca un servicio de venta o alquiler de habitaciones, se ha dado a conocer a los cerca de 20.000 hoteles que forman parte de la base de datos del Instituto Tecnológico Hotelero.
Espinel ha explicado que para conseguir tal reconocimiento se lleva a cabo un diagnóstico gratuito del recinto mediante el que se conocen las particularidades del hotel y a continuación se realizan una serie de mediciones acústicas “in situ” en salones, habitaciones, entrada, garaje o ascensores, es decir, “en todo aquel espacio que pueda generar ruido”.
Además de la evaluación interna, se estudia también el impacto acústico procedente del entorno; “si el hotel se localiza en las inmediaciones de la M-30, se analiza cómo afecta el ruido de la vía a la fachada”, ha señalado.

Referencias de la OMS

El nivel acústico para los hoteles, establecido en función de la referencia que indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), no deberá exceder los 25 a 35 decibelios, aunque “todo dependerá del entorno y siempre se intentará no sobrepasar el margen de los 25”.
Según la directora de Audiotec, se trata de una identificación “voluntaria y no normalizada”, que no existía hasta ahora por la ausencia de legislación que defina los niveles de calidad acústica que han tener estos establecimientos.
La AQH será actualizada cada año y, si el hotel no ha tenido ninguna variación, se mantendrá hasta la realización de una nueva auditoría de seguimiento y comprobación al cabo de los dos años.

Beneficio económico directo

“La certificación repercutirá en un beneficio económico directo para los comercios y les permitirá competir con aquellos que carezcan de ella gracias a su valor añadido”, ha afirmado la experta, quien ha destacado la visibilidad de actuación que tendrán las ingenierías acústicas a partir de ahora.
En este sentido, ha declarado que muchas veces no se ha tenido en cuenta todas aquellas actuaciones presentes en el mercado de la ingeniería acústica destinadas a poner barreras al ruido de los establecimientos turísticos, como el que genera un equipo musical.

Acondicionamiento adecuado

“No es cierto que los españoles seamos ruidosos de por sí”, ha aclarado Espinel, quien especifica que la climatología del país invita a permanecer en el exterior y no siempre se cuenta con un acondicionamiento adecuado de las viviendas, por lo que “trasmitimos mucho escándalo del interior al exterior”.
A su juicio, si ves el mapa de ruidos de París, Londres o Dublín junto al de Madrid “no hay tanta variación”, y la diferencia recae en el horario, que, en el caso de España, “es más abierto al ocio y hace que la exposición al sonido se dé más por la noche”.
Por último, ha recordado que el exceso de decibelios repercute en la salud del ser humano, en concreto sobre la mente, el sistema nervioso y el aparato digestivo. EFEverde
rgd/al



Secciones:        
La transición energética alemana explicada en una infografía de EurActiv.
La transición energética alemana, denominada también Energiewende, se sustenta en dos pilares: energías renovables y eficacia en el uso de las fuentes de energía existentes. Esos dos pilares contribuyen al objetivo de reducción de la dependencia germana de la importación de energía, según explica esta infografía de Euroefe.euractiv.es.

Alemania ha optado por reestructurar su suministro para que más del 80% de la energía consumida provenga de fuentes renovables de aquí a 2050. Ello debería garantizar un suministro seguro, al tiempo que se sustituye paulatinamente la energía nuclear, y gradualmente se “descarboniza el mercado eléctrico alemán”.
Las energías renovables ya suponen cerca de un tercio del total, y para 2020 la cifra podría llegar al 47% de la demanda energética alemana, según previsiones de la industria del país.